Tras expresar sus mejores deseos para que esta noche buena y la Navidad sean motivo de encuentro familiar y paz espiritual, el alcalde Mario Alberto López Hernández agradeció a las familias matamorenses la confianza que han brindado a su gobierno durante todo el 2019.

A nombre de su esposa Marsella Huerta y de sus hijos Monserrat, Melissa y Mario Alberto, el Presidente Municipal deseó que esta noche la magia de la navidad invada los hogares de los matamorenses y que sea el preámbulo de que el 2020 será un año de éxito y bendiciones para todas las familias.

Por lo que respecta a Matamoros, el alcalde López Hernández dijo que el 2019 fue un año extraordinario para la ciudad, al concretarse grandes proyectos de gran impacto para las zonas más marginadas.

Entre ellos mencionó que con el apoyo del gobierno federal se cristalizó una inversión sin precedente a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano -Sedatu- entre las que destacan: una primaria, una secundaria, una preparatoria, dos centros de apoyo para el desarrollo integral, dos módulos deportivos y un mercado público

Esas obras superan los 500 millones de pesos y en Matamoros no existe precedente de que alguna otra administración haya cristalizado proyectos de esa magnitud agregó, a la vez que destacó que el 2020 seguirá gestionando recursos para el impulso de nuevos proyectos.

Reiteró su compromiso de seguir trabajando con intensidad, pasión y compromiso por un mejor Matamoros.