Autoridades municipales, civiles y militares se sumaron en un esfuerzo para brindar apoyo a los migrantes que se encuentran ubicados en la entrada del puente nuevo internacional en espera de que el gobierno del Estados Unidos resuelva su petición de asilo humanitario, reveló el alcalde Mario Alberto López Hernández.

En entrevista con representantes de diferentes medios de comunicación, el Presidente Municipal explicó que recientemente convocó a una reunión para integrar un comité de ayuda, que está formado por fuerzas militares, fuerzas vivas y autoridades municipales.

Estamos tratando dijo de involucrar a la mayor parte de las fuerzas vivas y que todos nos unamos en este esfuerzo para atender el fenómeno que se está dando en Matamoros “nosotros estamos atendiendo limpieza; el DIF atenciones de salud y cortes de cabello; se están instalando algunas regaderas y se amplió el número de sanitarios”.

López Hernández explicó que ya se han sostenido pláticas con los migrantes para que se trasladen a algún albergue, pero ellos agregó, se niegan con el argumento que pierden su lugar en la cita que han solicitado al gobierno del vecino país.

Es importante entender añadió, que su estancia en Matamoros es legal porque cuentan con permisos para permanecer como ciudadanos en territorio nacional, por lo tanto se les debe atender como tal.

El Presidente Municipal exhortó a las fuerzas vivas -que aún no lo han hecho- a que se sumen para amortiguar y solucionar el problema “porque con críticas no solucionamos nada; este es un problema que no es de los matamorenses, sin embargo nos toca ayudar a esas familias que vienen porque enfrentaron situaciones difíciles en sus países”.

Informó que en los próximos días se trasladará a la ciudad de México para solicitar más recursos al Instituto Nacional de Migración o bien, la autorización de un fondo bajo la temporalidad del fenómeno de migrantes en Matamoros.