Los contribuyentes del Impuesto Predial que tienen rezago en el pago de este gravamen recibirán la condonación de recargos hasta del 80 por ciento para quienes paguen en enero, afirmó el alcalde Mario Alberto López Hernández, quien invitó a los ciudadanos a que aprovechen el descuento aprobado por el Cabildo.

En entrevista con representantes de los diferentes medios de comunicación, el Presidente Municipal destacó la importancia de que los contribuyentes se pongan al corriente con el pago del predial, y con esto, apoyen al municipio a seguir realizando obras y prestar mejores servicios públicos.

Explicó que el 100 por ciento de los recursos que el municipio recibe por concepto del citado pago, se destina integrantes a diferentes programas como pavimentación, bacheo y limpieza pública.

De acuerdo a la aprobación del Cabildo, los contribuyentes recibirán en enero el 80 por ciento de descuento en los recargos; en febrero, la condonación será del 70 por ciento; en marzo, será del 60 por ciento y en abril el descuento en los recargo será del 50 por ciento.

López Hernández mencionó que al igual que en 2019, en el 2020 seguirá trabajando intensamente en obras de pavimentación, algunas de ellas, se realizan con recursos provenientes del impuesto predial, de ahí la importancia de que los matamorenses contribuyan pagando e gravamen.

Indicó que desde el inicio de la administración municipal ha venido solicitando a los matamorenses dos cosas, una de ellas es que paguen su predial y que no tiren basura en las calles.

El Presidente Municipal explicó de acuerdo a la aprobación del Cabildo también hay beneficios para los contribuyentes que vayan al corriente en el pago del predial.

Quienes estén al corriente en el pago recibirán en enero una bonificación del 15 por ciento; en febrero será del 12 por ciento; en marzo del 8 por ciento y quienes paguen en abril, recibirán el descuento del 6 por ciento.

Para los jubilados, pensionados y campesinos con derecho a salvo, recibirán un descuento del 50 por ciento solamente en el pago del predio de la propiedad en la que viven.